Home Author
Author

Andres Cisneros

  • La paradoja del crecimiento económico nos fue impuesta desde 1930, cuando se adopta el concepto de Producto Interno Bruto (crecimiento económico) como la meta a la cual los pueblos y continentes del mundo debían someterse. Nos fue impuesta casi que, a la fuerza, y de esta manera, todas las acciones económicas y productivas del planeta se proyectaron para el crecimiento económico desenfrenado, olvidando que tan solo unas pocas naciones alcanzarían el bienestar pleno de este crecimiento con tasas de 8% y 10% anuales por décadas enteras.